Home Información F.A.Q.

F.A.Q.

Todo lo que necesitas saber antes
de comprar tu parquet.
¡Y si no lo encuentras, contáctanos!

Cómo instalar suelo laminado
El suelo laminado tiene enormes ventajas y cualidades que le diferencian de otros pavimentos. Además de que esteticamente son atractivos, tienen resistencia a los golpes, al calor, son resistentes a rayones, pero sin duda, una de las principales ventajas es su fácil instalación, algo que hace que cualquier persona pueda encargarse de colocar el suelo laminado en su hogar u oficina para contar con un suelo robusto y resistente que le haga estar tranquilo.

El sistema de click del suelo laminado es lo que favorece la fácil instalación asegurando la unión perfecta entre láminas sin necesidad de adhesivos. Es por lo tanto, sólo cuestión de dedicarle tiempo, tampoco mucho, y hacerse con las herramientas y el material necesario. Hoy siempre lo vamos a tener a mano en tiendas especializadas que le facilitarán todo lo que necesite con el asesoramiento de profesionales. Sólo tendrá que comprar el material, llevarlo o que se lo lleven a casa e instalarlo para disfrutar de él.

Herramientas a utilizar
Para la instalación de nuestro suelo laminado será necesario usar utensilios que todos tenemos en nuestra caja de herramientas como metro, cúter, lápiz, tijeras y cinta americana, pero también una sierra caladora, una ingletadora y nos será muy útil una falsa escuadra. Con todo esto y el material a emplear estaremos listos para comenzar nuestra instalación.

Consejos previos
El primer consejo antes de montar su suelo laminado es que tenga clara la superficie que va a ocupar, intente hacer una visualización y sepa que este suelo laminado se puede instalar en cualquier habitación, ya que además combina con todos los estilos de vivienda y con todo tipo de accesorios. Conociendo que quiere suelo laminado debe elegir el mejor para usted. En la tienda especializada no tendrá problema en ejecutar este paso y recibirá asesoramiento en cuanto a suelo según la protección contra el hinchamiento del substrato y la calidad de la unión click.

Asimismo, previamente a la instalación del suelo es recomendable dar un tratamiento previo del subsuelo colocando un cortavapor que evite la subida de la humedad, es decir, una capa de polietileno que solaparemos en las juntas y fijaremos con cinta adhesiva. Además, para la insonorización de pisadas podemos aplicar una espuma especial de 2 mm de grosor.

Con este sencillo trabajo previo nuestra habitación estará preparada para la colocación del suelo laminado. En primer lugar hay que decidir el sentido de la instalación. Hay que tener en cuenta que si orientamos las tarimas hacia la fuente de luz (la ventana) no se detectarán tan fácilmente las juntas. Si la habitación es estrecha, daremos un sentido de mayor amplitud con el veteado dispuesto paralelamente a la pared más amplia. Decidido todo esto, es el momento de comenzar a instalar el suelo laminado.

Instalando el suelo laminado
El primer paso, aunque parezca obvio, es tener todo el material a mano. Ordenar cerca todas las herramientas y las láminas. Así, comenzaremos colocando las primeras tablillas al lado de la pared, siempre con una misma fila. Si la pared tiene irregularidades o salientes la marcaremos con una escuadra y la recortaremos con una sierra de calar. 

Cuando lleguemos a la última tablilla de la fila la marcaremos. Colocaremos una lámina con la lengüeta apoyándola contra la lengüeta de la fila instalada dejando un hueco de 10mm con respecto a la pared como junta de dilatación. Ayudados por una escuadra marcaremos la línea de corte con un lápiz y la cortaremos a medida en la guillotina. Una vez cortada y colocada, podremos comenzar la siguiente fila con lo que ha sobrado de la lámina que hemos cortado.

Para asegurar el hueco de 10mm con la pared es importante que fijemos cuñas en los extremos y laterales para así asegurar el hueco y mantener en todo momento la junta de dilatación. A partir de entonces podremos continuar con las siguientes filas de tablillas, las cuales encajaremos con el sistema de click insertando y girando o mediante un leve golpe. Es la gran ventaja de este tipo de suelo en cuanto a su isntalación, se va deslizando un panel dentro de otro, sin necesidad de pegamento, por lo que es rápido y generar desorden. No obstante, también hay otra modalidad con uniones pegadas.

Lógicamente, habrá que prestar atención a elementos como el marco de la puerta. Cuando lleguemos a este punto, colocaremos una lámina sobrante delante del marco y recortaremos la forma con una sierra de costilla, repasándola después con un formón. Asimismo, en el umbral de la puerta instalaremos un perfil de compensación para aliviar el desnivel que se produce. Colocaremos el riel inferior, instalaremos encima la lámina y terminaremos atornillando el perfil de forma oblicua.

Ajustar la última fila y el rodapie
El otro punto clave en la instalación del suelo laminado es ajustar la última fila de tablillas, algo que ha dejado de tener dificultad hoy en día mediante un nuevo ajustador de laminado que tiene en cuenta de forma automática la junta de dilatación y transfiera a la lámina los trazados de la pared. Es una herramienta muy sencilla que encontraremos también en la tienda especializada.

El siguiente paso será medir el rodapié con una falsa escuadra. Se coloca en una esquina adheriendola a ambos lados hasta que notemos que están fijados a la pared, uno de sus lados indica el inglete del rodapié y ajustaremos la sierra de ingletar mediante la falsa escuadra. Si fabricamos nuestros propios rodapiés podremos además crear una canaleta a medida para cables, aunque lo más cómodo es comprar los rodapiés ya fabricados, el cual se coloca mediante la aplicación de un pegamento elástico por la parte trasera para que quede unido a la pared, aunque siempre teniendo en cuenta el inglete en las esquinas.

Quedarán todavía algunos detalles por ejecutar como si tenemos que separar una habitación con tarima flotante de otra que no la tiene, para lo que hay piezas especiales separadoras que se colocan fácilmente con adhesivo. 

Para finalizar, es útil aplicar una masilla en las irregularidades que puedan existir entre el rodapie y la pared, ya que se genera una ranura que podemos tapar con un sellador acrílico.

Realizados todos estos pasos, nuestra habitación en nuestro hogar o lugar de trabajo contará con un suelo nuevo, bonito y resistente del que poder disfrutar.
 

Instrucciones sobre cómo instalar el parquet:

Krono Swiss:



Pergo:





Krono Flooring:



Quick Step:



Egger:



General (sin determinado fabricante):




Instrucciones Instalación del Parquet en Escaleras:

Quick Step:




Cómo elegir el parquet adecuado:




Tipo de Parquet:




Cómo poner barniz al parquet:




Mantenimiento del parquet:






Cómo reparar pequeños desperfectos: